Posts Tagged ‘Motivacion’

Cómo podemos manejar el estrés

Sábado, noviembre 28th, 2009

Cómo podemos manejar el estrés!
Por Dr. J R Román

En el siglo pasado decían que la enfermedad del siglos XX era el estrés pero ya estamos en el siglo XXI y es una de las enfermedades más dañina que continua haciendo estragos, no solamente en la vida de gente adulta si no también en jóvenes y niños. Pero para hablar del estrés hay que definirlo. El estrés consiste en la acumulación de las presiones normales y anormales de la vida diaria, que ponen a prueba la habilidad del individuo para enfrentarlas”. El ser humano ha entrado en un ritmo de actividades que muchas veces lo supera, otras veces olvidamos quiénes somos y tomamos el rol de máquinas en continuo movimiento. El estrés es una parte normal de la vida de toda persona y en bajos niveles es algo bueno, ya que motiva y puede ayudar a las personas a ser más productivas. Sin embargo, el exceso de estrés o una respuesta fuerte al estrés es dañino. Nos estresamos cuando hay que llegar a tiempo al trabajo, tener la cena lista, recoger a los niños de la escuela, llegar a tiempo a la cita médica, cuando hay mucho tráfico, cuando el jefe nos exige demasiado, cuando el dinero no nos da, cuando son más las demandas que el tiempo, etc.

Todos sufrimos un grado de estrés y eso es inevitable y hay que recordar que nuestra salud depende del grado de estrés que padezcamos. Hay estrés que podemos administrar, es decir, que tenemos recursos para poder manejarlo, otras veces nos ahogamos en un vaso de agua, le damos mucho pensamiento. Pensamos en todo lo que tenemos que hacer en tan poco tiempo y esto nos ocasiona estrés. Podríamos hablar de muchas situaciones, sin darnos cuenta que al hablar justo de los problemas que estas situaciones provocan, en lugar de enfocarnos en ellas como retos y oportunidades que la vida nos da para ser mejores y poder desarrollarnos como personas, nosotros mismos nos provocamos un estrés que puede ser dañino para nuestra salud.
El estrés provoca reacciones neuroquímicas y musculares, hay un desgaste extra de energía y por lo tanto el sistema inmunológico baja sus defensas. Se siente agotado, malhumorado, frustrado, deprimido, falta la creatividad, cuando estas estresado nada te sale bien. Peor aun los pensamientos que genera son de pesimismo y destrucción. . Hay personas que le dedican mucho tiempo a preocuparse y pensar todo lo que tiene que hacer y esto le causa fatiga mental. Somos el producto de nuestros pensamientos.

La pregunta sería: ¿Cómo podemos reducir o manejar el estrés?

1. Lleva un diario en el que anotes las actividades y acontecimientos del día. Las que son vitales y las urgentes. De esta manera podrás administrar mejor tú tiempo.
2. Cambia de escenario, piensa en todas las actividades placenteras que se te ocurran y que puedas llevar a cabo fácilmente cada día.
3. Una dieta sana y equilibrada es fundamental para que el cuerpo pueda disponer de todos los nutrientes necesarios para afrontar el estrés.
4. El ejercicio constituye una distracción efectiva de los acontecimientos estresantes. Una caminata corta puede aliviar el estrés.
5. Identifica los acontecimientos que te causan estrés.
6. Expresa tus sentimientos, expresar como nos sentimos nos ayuda a descargar eso que nos está causando estrés.
7. Ríete de la vida, la risa y el sentido del humor alivian la tensión, ayudan a ver las cosas desde otra perspectiva y a tomar distancia de lo sucedido y tiene un efecto fisiológico que ayuda a reducir los niveles de las hormonas del estrés
8. Relájate, La relajación disminuye la presión sanguínea y la frecuencia respiratoria y cardiaca, libera la tensión muscular y alivia el estrés emocional
9. Medita, sacar un momento de día para meditar, orar, leer, escuchar música que nos relaje.
10. Delega, hay muchos eventos que puedes delegarlos.

Recuerda que no es lo que te sucede si no como interpreta lo que te sucede. No trates de cruzar el rio antes de llegar a él. Pregúntate: ¿Qué es lo más malo que me pueda pasar si no logro mi meta? Relájate, respira y se feliz.
Hay un mensaje en que dice: “Cuando no puede alcanzar lo que se propuso, evalué cuales fueron los obstáculos, identifique y busque alternativas de cómo puede superarlo. No pierda la fe, no deje que su voluntad sea socavada por fuerzas adversas, por comentarios negativos, por gente falsa. Sus fuerzas se multiplicarán cuando le des oportunidad Dios de trabajar en su vida.
Desesperarse es perder el control de su imaginación, su creatividad y su entusiasmo. Se nubla su visión y su capacidad de buscar alternativas que permitan conseguir soluciones. Cuando usted se enfada, se disgusta, se enoja, esta delegando el control de sus emociones a la otra persona y pase a ser víctima de ella. Mantenga la calma, recuerde que mientras más grande sea el problema que tenga que enfrentar mayor oportunidad tendrá de utilizar el potencial que Dios le ha dado.

El Dr. J.R. Román, es conferenciante Internacional, Para más información: www.motivando.com / nuestragenteorg@yahoo.com 407-294-9038

El poder del entusiasmo

Domingo, junio 28th, 2009

El poder del entusiasmo

Por Dr. J. R. Román

“Toda la historia de la vida de una  persona está en su actitud, pues ésta es la que nos impulsa a actuar de determinada manera” Uno de los mayores retos de nuestra  vida, es el mantener el interés y el entusiasmo en medio de numerosas dificultades y duras pruebas.         Walter Clerysler  dijo una vez “Si trato de elegir entre dos personas de capacidad idéntica, pero una de ellos  es una persona entusiasta, sé que esta llegará muy lejos pues el entusiasmo puede con todos los obstáculos”. La palabra “entusiasmo” proviene del griego y quiere decir “Dios dentro de ti”.

 
En la antigua Grecia le llamaban entusiastas a aquellas personas que tenían la capacidad de transformar el mundo que los rodeaba y hacer que sucedieran las cosas. Decían que tenían a  Dios dentro de sí, que los guiaba con fuerza y sabiduría.
El entusiasmo no es una cualidad que se construye o que se desarrolla. Es un estado de fe, de afirmación de sí mismo. Emerson  dijo: Nada  grandioso se logra sin entusiasmo, entonces el entusiasmo es una de las cualidades que se requiere para mantenerse  motivado y alcanzar lo que  deseamos. La dificultad  en  la  mayoría de   las personas es que  viven sus vidas a un  nivel muy  superficial y  sus pensamientos  y emociones son  poco profundos. El entusiasmo proviene  del interior de la persona, brota en una mente positiva y  crece con acciones positivas. Es necesario creer en uno mismo, en la capacidad de hacer, de transformarse y transformar la realidad que nos rodea.

Para lograr ser una persona entusiasta hay que tener un propósito en la vida, hay que saber por qué  y para qué vivimos. Hay que estar enamorado de nuestros sueños y metas. Tener una pasión contagiosa y saber que si creemos podemos, si podemos lo hacemos. Es  vital revisar nuestro  nivel de entusiasmo, el tener interés  por lo que hacemos. El  buscar los conocimientos para mejorar lo que hacemos y desarrollar la convicción de que no importa los retos que le presenten, podemos  convertir nuestros  sueños en realidad.  Usted tiene miles de horas de vida que fueron momentos  históricos, que marcaron la dirección de su vida y estos sucesos están  acompañados por un nivel de energía extraordinaria, por un entusiasmo contagioso. La gente que ha marcado su  vida positivamente, que le han ayudado a convertirse en lo que usted es hoy, fueron personas que  produjeron confianza en usted, determinación y seguridad de que usted  podía llegar.

Quiere decir que para mantener un  nivel alto y poderoso  de entusiasmo se requieren cinco elementos:

1.  Creer en  usted. Saber que entre los 6 mil  millones  de personas que viven    en el planeta tierra  usted es único y especial. Sus huellas digitales, sus  pupilas, su tono de voz, su sonrisa y su energía es única. No hay copia de ellas.

2.    Saber enfocarse, en lo que nos  apasiona, nos enriquece, nos levanta el espíritu nos llena de fuerza y nos permite dar la  milla extra, convertir lo invisible en  visible, lo  difícil en fácil y lo imposible en posible.

3.    Cuide su atmósfera. Cada  vez que usted entra a un  lugar es impactado por los pensamientos y emociones, por la gente que estuvo antes. Su tarea es impactar el  ambiente donde usted se encuentra, utilizando sus palabras positivamente, su tono de voz y su energía. Procure que cuando  usted  se despida de las personas ellos puedan percibir la esencia de su  energía positiva.

4.    Combata lo  negativo, usted sabe que por cada minuto negativo que usted pasa necesita 11 minutos positivos para  volver a la  normalidad. Este  atento a los comentarios que le pueden sabotear, desalentar o frustrar. Su tarea es tener un mantenimiento preventivo para cuando lleguen esos  momentos difíciles podamos reenfocarnos en lo que nos da fuerza, en lo que nos llena de energía y de confianza.

    5.    No se rinda. El entusiasmo es una  batería  que se puede descargar, tenemos que  conectarnos con gente positiva, hablar  y  compartir con personas que  nos den fuerza, que nos  alienten, que nos alimenten  nuestra esperanza. Las personas que tienen gente de calidad a su lado, tienen calidad de vida, calidad de comunicación y calidad en los  resultados que  consiguen. ¡Levántese hoy a conquistar lo que le pertenece!, lo mejor de su vida viene  de camino. No importa como haya sido su pasado, su futuro puede ser diferente, pero la decisión está en sus manos. Recuerde siempre que tenemos dos opciones o asumimos responsabilidad por  nuestro futuro o esperamos que las crisis definan su destino, ¡Manténgase entusiasmado!