El Síndrome de la Amargura

octubre 10th, 2010

AmarguraEl síndrome de la amargura
DR. J.R. Román
Muchos de nosotros hemos compartido con una persona amargada. La amargura es una forma de depresión donde la persona se enfoca negativamente en el mundo exterior, pensando que ha sido tratado injustamente. Según el diccionario, la palabra amargura significa: Aflicción, sinsabor, disgusto, pesadumbre, melancolía. La amargura es el resultado de un resentimiento. Es el estado airado del corazón y del espíritu de una persona que ha guardado un profundo resentimiento y se ha rehusado a perdonar. Se vive una ofensa, al no perdonar, la ofensa se convierte en Ira o en dolor, y esta se convirtió en odio. Este odio se convirtió en amargura que es aflicción del alma. Nadie puede ser feliz o tener paz si su corazón está lleno de amargura. Cuando eso se da, el resultado es un corazón endurecido.

Los síntomas de las personas amargadas los podemos identificar, porque siempre están criticando, se están quejando, se sienten enojados, son volátiles, ofensivos, su autoestima está baja y les gusta hacer sentir mal a los demás. La amargura, puede transformar el carácter de una persona y su comportamiento reflejara negativismo, dureza, severidad, rencor y odio. ¿Conoce usted gente así?
La amargura se refleja en la persona que carga sobre sus hombros estas características dañinas y es una amenaza no solo para su desarrollo emocional sino para todos aquellos que le rodean, ya que la persona puede ser contaminada por esa persona amargada. Cuando una ofensa, una traición o una desilusión llena el corazón de una persona, puede afectar en forma negativa los sentimientos, pensamientos y acciones, transformándolo en una persona infeliz, resentida, atormentada y frustrada. Esta persona no se da cuenta de los daños que pueda estar causando a los demás, a través de sus palabras, acciones y actitudes. Esto le lleva a desconectarse de la gente y no considerar los sentimientos de los demás.

Algunos de los síntomas de una persona amargada se puede reflejar en su área, física, emocional y espiritual. Síntomas físicos: alta presión arterial, desordenes estomacales, problemas intestinales, insomnio, enfermedades cardiacas. Síntomas emocionales: ansiedad, amargura, depresión, temor, inseguridad, preocupación. Síntomas espirituales: perdida de la visión de la vida, perdida de su propósito, perdida de la fe.

Recuerde que la amargura es la suma de heridas, rechazos, resentimientos, frustraciones, iras y dolor.

Recomendaciones para manejar la amargura:

1. Determine la causa principal de su amargura
2. Perdone y perdónese
3. Entregue a Dios sus deseos de venganza
4. Renuncie a sus derechos de seguir aferrándose a sus heridas pasadas
5. Hable de su enojo con Dios y con un consejero
6. Considere los intereses de otros, hable y actúe con humildad
7. Alinee sus pensamientos con la palabra de Dios

Ten presente que tu amargura procede de tu modo de pensar e interpretar las situaciones. Por tanto, observa tus pensamientos y detecta cuándo están fomentando tu amargura. Luego trata de modificarlos por pensamientos positivos y constructivos. Con este artículo queremos crear conciencia que tenemos, que sanarnos, educarnos, motivarnos e influenciar a otros, para que mejoremos nuestra calidad de vida. Perdonemos y busquemos la oportunidad que nos trae los momento difíciles, porque detrás de cada adversidad puede haber una gran bendición.

El Dr. J. R. Román, es conferenciante Internacional, autor de varios libros y seminarios. Para más información: 407-294-9038 o escriba a: nuestragenteorg@yahoo.com

Las Excusas satisfacen al que las da…

septiembre 26th, 2010

Las Excusas satisfacen al que las da…
Por Dr. J. R. RománHombre encadenado

Hablemos hoy de las excusas: Muchas personas viven la vida dando excusas y mueren dando excusas, quién no conoce gente que padecen de esta enfermedad, porque para mí es una enfermedad. Unos las utilizan más que otros. Las excusas son pretexto al cual echamos mano para dar una evasiva a una situación un poco incómoda y con la cual, tratamos de justificarnos “Mañana lo hago”, “Es que no puedo”, “¡Pero es que tú!” “Yo nací así”, “¡Soy tan infeliz!”: ¿Qué más quieres que diga?, ¡Estaremos condenados a la misma situación!, ¡No controlo la situación!.. “. ¡Es que nací pobre! Es que mi carácter es así. Las personas son maestras en dicho arte. ¿Quién no ha recurrido a la excusa alguna vez? Muchas veces, hicimos tan bien el relato, que hasta nos pareció haber dicho la verdad… Si fuéramos sinceros y nos hiciéramos un pequeño examen de conciencia, nos daríamos cuenta, con cierta indiferencia, las veces que recurrimos a las excusas en un solo día; pero estamos tan acostumbrados a las excusas que nos quedamos insensibles.

¿Han oído hablar de la “Excusitis”? Es una enfermedad endémica que se agrava si no es atacada a tiempo. Si no se elimina, termina causando dos enfermedades aun más graves: la “Desmoralitis” y la “Fracasitis.
Definición de la enfermedad: Se manifiesta con agudos ataques de excusas surtidas. (Las excusas son las mentiras con que queremos convencernos a nosotros mismos para no hacer algo, o para evadir responsabilidades ante la vida.) La gente que me conoce, sabe que no acepto excusas,” Las excusas satisfacen el que las da y debilita el carácter del que las acepta” y a mí no me gusta que debiliten mi carácter. Por lo general no doy tampoco excusas, no me gusta debilitarle el carácter a nadie.

“Frases típicas” de esta enfermedad son:

“NO TENGO TIEMPO”.

¿Para qué mentir? Muchas veces es lo mismo que decir “no tengo ganas”. Es curioso que la gente más ocupada es justamente la que encuentra a veces más tiempo para hacer otras cosas.

“NO TENGO BUENA SALUD”.
¿Está seguro? Piense en los grandes hombres y mujeres de la historia que podrían haber usado esta excusa para no hacer lo que hicieron.

“NO TENGO EDAD PARA ESO”.
Si no tuvo la edad a los 20, tampoco la va a tener a los 40. Hay jóvenes de 70 años y viejos de 30. Solamente es demasiado tarde cuando usted piense que es demasiado tarde.

“ME FALTA CAPACIDAD”.
¿No será más bien que le falta constancia? Porque la constancia, la perseverancia, es el 90% de lo que después llamamos “habilidad”. .

“TENGO MALA SUERTE”.
¿De veras lo ha intentado? No busque usted suerte si no ha habido planificación, optimismo, perseverancia. Las dificultades hay
que aprovecharlas para aprender, y los fracasos usarlo como lección para empezar de nuevo.

“TENGO MIEDO”.
La indecisión y el aplazamiento de las decisiones lo hacen crecer. No hay que dilatar inútilmente lo que usted sabe que tendrá que enfrentar tarde o temprano. Hable con esa persona, vaya donde tiene que ir, tome esa decisión de una vez. Se sacará un peso de encima y adquirirá nueva confianza en USTED mismo.

La próxima vez que sea víctima de esta enfermedad y quieras usar una excusa de estas, piense primero….”¿A quién quiero engañar?” Y repito: Las excusas satisfacen el que las da y debilitan el carácter del que las acepta. Antes de decir una excusa piense, enfréntese a sus responsabilidades, no posponga y veras que se curará de este mal.

www.motivando.com

El Poder de la Perseverancia

agosto 23rd, 2010

clip_image0024_1FC33532
El Poder de la perseverancia
Por Dr. J. R. Román
La perseverancia es el hábito de seguir luchando ante la adversidad sin importar los retos y las dificultades que tengamos que enfrentarnos. Las personas que son perseverantes tienen un propósito definido, saben los que quieren lograr, se comprometen con sus metas y no descansan hasta hacerla realidad. Acarician su visión y se enfocan en convertir su meta en realidad. Tienen la disciplina de administrar su voluntad, de saber decir no cuando hay que hacerlo, no se dan por vencido aunque todo lo vea oscuro y no vean una oportunidad para continuar. La personas perseverantes tienen carácter sus palabras están en armonía con su comportamiento, saben que las excusas satisfacen solamente al que las da, y debilitan el carácter de quien las acepta.

Cuando hablamos de perseverancia, estamos hablando de tener fe, de creer, de tener la convicción de que se puede lograr, que no importa las veces que se caigas, lo importante es las veces que se levante. Abraham Lincoln fue un hombre perseverante. En la década del 1831 al 1843 intento ser Representante a la Cámara en varias ocasiones y fracasó. Del 1848 al 1858 aspiro ser Senador en dos ocasiones, Representante a la Cámara, Vicepresidente de los Estado Unidos y en todas ella fracaso. En el 1860, fue electo Presidente de los Estados Unidos después de haber perdido sobre diez elecciones. Cuando radico su candidatura para Presidente un periodista le pregunto: ¨ ¿Señor Lincoln, usted no se cansa de fracasar?¨ Usted ha perdido más de 10 elecciones, ¿Qué le hace pensar que usted puede ganar esta elecciones? El señor Lincoln le contesto pausadamente: ´´Para mí esos reveces electorales no han sido fracasos, han sido resultados no deseados. “Yo estoy llamado por Dios a conseguir la igualdad del hombre por eso voy a ganar esta elección y voy a cambiar esta nación

Lo importante no son las veces que se haya caído son las veces que se levante. Mientras posea un sueño, una meta, un deseo por conquistar, tendrás que ser perseverante si lo quieres realizar. Thomas Alba Edison fue otro ejemplo de la perseverancia, exploto más de 5 mil bombillos, para desarrollar la primera bombilla. Si se hubiera rendido en la 3,656, no hubiera alcanzado la meta, Nunca se desanimo, siempre veía que cuando no funcionaba su esfuerzo significaba que había otra manera de hacerlo. El secreto es no desanimarse, para perseverar es necesario vencer la duda, el desanimo y el temor. Esos son enemigos de la perseverancia.
Beethoven, es otro ejemplo de la perseverancia, estaba completamente sordo cuando compuso su obra más excelente. No se enfoco en que no podía escuchar, se enfoco en su visión de crear una obra de arte.
Cristóbal Colón, nunca se rindió, recibió muchos ´´NO´´ a su petición de ayuda, no hubiera descubierto América si se hubiera desalentado después de recibir cientos de no. Todo el mundo se reía de él cuando iba de un sitio a otro pidiendo ayuda económica para su viaje. Lo veían como un aventurero, pero él se afirmó a su visión, a su propósito y consiguió un nuevo destino. Las personas que son perseverantes alcanzan la victoria porque saben:

1. Si lo que estás viviendo no es igual al sueño que quieres alcanzar significa que esto es temporero y que hay que seguir hasta llegar a la meta.
2. En cada fracaso hay una semilla de éxito, detrás de cada adversidad puede haber una gran bendición.
3. El fracaso nos hace más capaces por que aprendemos como no se hacen las cosas y buscamos cual es el plan ´B´ para hacerlas.
4. Mientras estés enfocado en tus fracasos no podrás conquistar tus victorias. El fracaso hay que sepultarlos, sustituirlos, por las victorias que hemos alcanzado.
5. La gente perseverante tienen un objetivo claro, saben por qué tiene que luchar, conocen que se debe hacer para llegar a la meta y establecen prioridades para conquistar lo que les pertenece.

Tenemos dos opciones o asumimos responsabilidad con nuestro futuro o esperamos que las crisis definan nuestro destino. Recordemos siempre que tenemos una sola vida, que es corta, que hay que aprovecharla y vivirla intensamente. ¡Hay que ser perseverante!, no se rinda, mientras otros están hablando del por qué no se puede, usted debe hablar como hacerlo. Mientras otros hablen de escases y las dificultades, usted hable de la abundancia y de las oportunidades. Mientras otros estén hablando de que es difícil y que no se puede, usted dirá para el que cree todo es posible.

Cambiando nuestras actitudes Negativas

julio 1st, 2010

nuevaimagen14Cambiando nuestras actitudes Negativas
Por Dr. J.R. Román

Definimos la actitud como la reacción afectiva positiva o negativa hacia un objeto o proposición abstracta o concreta denotado. Podemos decir que en la forma en que usted se ve, la forma que usted habla, la forma en que usted transmite, reflejan sus actitudes. Las actitudes se componen de tres elementos: lo que piensa (componente cognitivo), lo que siente (componente emocional) y su tendencia a manifestar los pensamientos (componente conductual). La actitud es lo que le mantiene funcionando o lo que le impide avanzar. Alimenta su fuego o le destroza la esperanza. Cuando sus actitudes son correctas, no existen barreras altas, ni valles profundos, ni sueños imposibles, ni esfuerzo demasiado grande. Estoy convencido que la vida es la interpretación de lo que sucede. El secreto está en invertir el 10% de su tiempo en el problema y 90% en la solución.

Si quiere producir un cambio en su vida analice exactamente lo que no es perfecto y se dará cuenta que una de las cosas que le quitan fuerza son esas actitudes negativas. Tal vez sea su trabajo, la gente que le rodea. La pregunta es: ¿En realidad usted quiere cambiar algo en su vida?, si es así, usted tiene que cambiar esas actitudes que le paralizan. Pregúntese: ¿Cuán importante es para mí cambiar esa actitud?, ¿Qué cambio profundo tengo que hacer? Una forma de cambiar de actitud es alimentarla de una forma diferente, es trabajar con usted primero. No podemos cambiar la gente que nos rodea si no cambiamos nuestras actitudes primero. Su disponibilidad para tener control sobre sus actitudes es vital si queremos tener un cambio profundo en nuestra vida. Recomiendo que se visualice en un momento especial donde tuvo control de sus pensamientos, de sus actitudes y de sus emociones. Puede ser que haya sido cuando se graduó, cuando nació su primer niño, cuando consiguió un trabajo, cuando disfruto de unas vacaciones, reviva esos momentos y evalúe los estados emocionales que le produjeron esos eventos. Usted los puede recordar y es importante que ese grupo de actividades positivas que usted ha vivido las agrupe como un banco de reserva de momentos felices y empiece a evaluar cómo eran sus actitudes en ese momento. ¿Cómo eran sus actitudes cuando usted pudo alcanzar sus metas?, ¿Se sentía contento?, ¿Se sentía entusiasmado? Estos son momentos que nunca se olvidan. Hoy tenemos que volver a re-aprender, a adiestrar nuestro sistema nervioso para que nos enfoquemos en las cosas que nos enriquecen y crearle un corto circuito a las cosas que nos debilitan.

¿Cómo podemos cambiar esas actitudes que le debilitan? Durante el día de hoy usted debe estar consciente que todas las circunstancias a las que usted se va a enfrentar son situaciones que le van a afectar su estado emocional y sus actitudes. Una de las herramientas que utilizo es hacerme preguntas. Por eso cuando viene una adversidad me pregunto: ¿Qué hay de bueno en esta situación?, ¿Qué puedo aprender de esta adversidad?, ¿Qué puedo aprender de esta experiencia? Mi sistema nervioso tiene herramientas que identifica que detrás de esa adversidad, hay una oportunidad, hay una posibilidad para sacarle provecho. Es importante reconocer que puedo aprender de esa situación y qué bendición puede traer esa adversidad.

Si usted tiene una actitud de aprender de cada situación adversa, automáticamente va a desarrollar una actitud positiva ante la adversidad. Debemos tener identificado personas que han superado estos obstáculos para entonces preguntarle, ¿Cómo lo hiciste? ¿Qué cambios hiciste? ¿Qué experiencias tienes que me puedan ayudar. De la misma manera que usted descansa todos los días, se alimenta y se baña, tiene que alimentar sus actitudes. Usted se preguntará: ¿Cómo se hace eso? Mi primera recomendación: rodéese de personas que le enriquezcan su vida, que le apoyen en sus metas, que sean sus consejeros, sus facilitadores; Que tengan actitudes y hábitos que le sirvan de modelo para que usted pueda desarrollar sus metas. Esto es vital. La calidad de gente que le rodea, generara calidad de vida.

Es importante que alimentes sus actitudes escuchando mensajes que fortalecen su autoestima, su visión, su estado emocional y sus actitudes. Alimente sus actitudes leyendo libros que tengan relación con su visión, con su carrera, con sus metas, con su negocio, con su familia, con su área espiritual. Toda persona que tiene una actitud positiva tiene un vocabulario positivo. En la forma que usted habla confirma que es una persona que alimenta sus actitudes. . Las personas que alimentan sus actitudes sacan tiempo para pensar, para reflexionar y meditar sobre su persona, su familia, su vida, lo que no es perfecto todavía, las cosas que tenemos que mejorar. Esa actitud y ese deseo por mejorar producen calidad de vida. Las personas que alimentan sus actitudes continuamente están buscando información. Participan en seminarios que le ayudan a desarrollar sus conocimientos, de tal manera que desarrollar una vida balanceada. Cuando un acontecimiento negativo le sucede, usted tiene en su poder la capacidad de desarrollar la actitud correcta para enfrentarse a ella. Usted no puede cambiar un acontecimiento, pero si puede desarrollar la actitud correcta para enfrentarse a esa situación. Le exhorto a que comparta este mensaje con familiares y amigo, ellos se lo agradecerán.

El Dr. J. R. Román, es conferenciante Internacional, es autor varios libros. Para más información: www.motivando.com o escriba nuestragenteorg@yahoo.com 407-294-9038

¿Cuál es la visión de tu vida?

junio 14th, 2010

utonomo-300x257Cuál es la visión de su vida
Por Dr. J. R Román

En nuestra sociedad, la gente persigue muchos propósitos, pensando que en ellos van a encontrar significado. Algunas de estas búsquedas incluyen: éxito en los negocios, riquezas, buenas relaciones ¿Está usted listo para revisar su propósito? Hay dos fuerzas, la fuerza interna y la fuerza externa. Las experiencias del pasado, de su niñez, la influencia de su familia, el desarrollo educativo, social, espiritual y emocional proporcionan un sinnúmero de oportunidades o de retos, de limitaciones o de aspiraciones que nos ayudan a desarrollar nuestra personalidad. Esta es el reflejo de nuestras creencias, de nuestros valores, de nuestras experiencias, de nuestros conocimientos y de nuestros sueños. Nos enfrentamos a nuevos retos. La ansiedad, los temores, el coraje, la depresión, no permiten que podamos ver la visión y el propósito que tenemos que conquistar. Perdemos el propósito. Cuando la persona pierde el propósito pierdes la razón de vivir, esto nos detiene y nos deteriora, nos paraliza y nos hace sentir como personas insuficientes, que automáticamente nos convertimos en personas difíciles, en personas sin destinos, sin motivación y sin deseos de realizar nuestros sueños.

El sueño es el deseo de seguir luchando para alcanzar una meta. Es el compromiso de realizar ese propósito que Dios te ha dado. Ese propósito define su visión, su visión define sus valores, sus valores definen su carácter y su carácter define su destino. Esto quiere decir que cuando dejamos de soñar, cuando nos apagamos, nos deprimimos, dejamos de vivir. La decisión es suya. No importa como usted esté viviendo en este momento, su futuro puede ser diferente, siempre que usted crea y sea consciente de que realmente Dios le ha dado el potencial para salir de ese estancamiento emocional. Para lograr esto se requiere preparación, conocimiento, dedicación y rodearse de personas que le sirvan de facilitadores, que le ayuden a pavimentar el camino para conseguir una vida balanceada.

El ser humano tiene cuatro gomas que mueven su vida, igual que el automóvil que tiene cuatro gomas. La primera goma del ser humano es la goma personal. En esa área personal está su área espiritual, área emocional y su área física. Realmente cuando uno se siente bien con uno y está balanceado, está motivado, está saludable, está lleno de confianza y de certeza, esa goma está llena.
La segunda goma es la familia, la pareja, los hijos, el hogar, las relaciones. Si esas relaciones son buenas y hay compromiso de la familia de unirse y mantenerse unidos en un mismo propósito, esa goma se mantiene llena.
La tercera goma es el trabajo, los proyectos, las metas que uno tiene para desarrollar su potencial, realizar sus sueños. Si uno está comprometido y motivado con esos nuevos proyectos hay esperanza, hay fe, hay deseos de seguir adelante.
La cuarta goma son las finanzas. Si usted tiene problemas financieros, tiene tensión, está angustiado, está frustrado, realmente esa goma se puede vaciar.

Es tiempo que usted tome una decisión de subir a un nuevo nivel. Debemos comenzar con un proceso de reevaluación para identificar sus posibles soluciones a las adversidades que le afectan hoy. Le pregunto: “¿Usted se siente feliz?,” y me puede contestar “Sí, yo me siento feliz.” Pero muchas veces no sacamos tiempo para enfocarnos en las cosas que nos dan felicidad y si invertimos el 90 % de nuestro tiempo enfocados en lo que no funcionan, en lo que no sirve, en lo que no tienes, en lo que no se puede hacer. Mi exhortación en el día de hoy es que identifique cuáles son las cinco razones por la cual usted se siente feliz. ¿Identifique cuáles de las gomas están vacía y como llenarlas? Qué es lo que hay que mejorar, para que este año sea mejor que los anteriores. Si usted se atreve hoy a abrir su corazón sinceramente, a aceptarse como es, a saber que usted entre los 6 mil millones de personas que viven en el planeta Tierra no hay una fotocopia suya. Si usted puede creer en este proceso proactivo para subir a otro nivel, automáticamente usted está dando un paso de fe, de confianza, de convicción, de certeza, que usted puede cambiar su futuro, que este puede ser diferente a su pasado, pero depende de las decisiones que usted tome hoy. Las decisiones que usted tomó en los pasados cinco años son el resultado de hoy y las decisiones que usted tome hoy van a ser los resultados de los próximos cinco años. Usted puede cambiar la visión de su vida.

El Dr. J. R. Román, es conferenciante Internacional, es autor varios libros Para más información: www.motivando.com o escriba a nuestragenteorg@yahoo.com 407-294-9038

Comprométase con la excelencia

junio 4th, 2010

business_people_jumping
Comprométase con la excelencia
Por: Dr. J. R. Román
Comprometerse con la excelencia es estar programado para ganar. Es tener una visión que produce pasión. Es asumir responsabilidad con uno, con su familia y su país. Es tener la seguridad de saber que tengo la capacidad de levantarme cada vez que me caiga. Es tener un espíritu de lucha, de confianza y superación.
Las personas que están comprometidos con la excelencia saben que deben hacer las cosas bien desde el primer intento. Ser excelente es tener un plan, lograr los objetivos establecidos a pesar de que la circunstancia que tenemos ante nosotros no nos favorece. Las personas que son excelentes saben evaluar su crecimiento personal. Conocen como están impactando a las personas que le rodea y visualizan un futuro de prosperidad, de satisfacción y generosidad. La pregunta seria; ¿Qué recurso se requiere para desarrollar la excelencia? El recurso más valioso que usted tiene es la oportunidad de utilizar el potencial que Dios le ha dado para alcanzar sus sueños y sus metas. La calidad de sus pensamientos, su compromiso a dar lo mejor de usted. Como usted se vea, se visualice tiene una relación directa a los resultados que usted está consiguiendo hoy. Otro recurso valioso son sus compañeros la gente que le rodea. Ellos están motivados a explorar sus talentos y correr la milla extra para ayudarlo a que usted consiga la excelencia. Sus líderes, son modelos, agentes de cambios que fortalecen su confianza para seguir adelante.
Todas las personas han recibido la misma oportunidad para ser excelente, no se requiere diplomas, ni carta de referencia, ni notas sobresalientes. Lamentablemente las personas se enfocan en buscar razones para demostrar que las cosas no se pueden hacer. Sabemos que las excusas satisfacen solamente al que las da y debilita el carácter del que las acepta. El fracaso puede tener mil excusas, el éxito no requiere explicación porque por los frutos los conocemos. Las personas que buscan la excelencia siempre se enfocan en las soluciones. Los que no están comprometidos con ella son aliados de los problemas. Si cada persona que nos rodea se comprometiera en ser excelente podemos tener la seguridad que cambiaríamos la atmósfera de nuestro país , mejoraríamos nuestra relaciones , generaríamos confianza entre nosotros y tendríamos un mejor mañana.
Hay pensamientos que nos afectan. Uno de ellos es la exageración, hacer un huracán en un vaso de agua. Esto produce un sentido de temor y de ansiedad. Nos lleva a interpretar todo lo que sucede de una forma negativa. Desarrollando una expectativa negativa y esperando lo peor. La pregunta es cómo podemos ser buenos pensadores para ser conseguir la excelencia.
1. Desarrolle imágenes mentales que produzca felicidad
2. Espere cosas buenas
3. Suelte las crisis que no puede controlar, los pensamientos negativos.
4. Identifique respuestas que le ayuden a sustituir los pensamientos que le quitan fuerzas. Cuando usted se comunica positivamente con usted mismo alimenta su estado emocional y enriquece su persona y su comportamiento.
Hoy es un buen día para fortalecer su inteligencia emocional. Ocúpese de usted, no trate de arreglar el mundo si usted no está balanceado. Desactive la ansiedad, no se afane. Cada día traerá su afán por lo tanto desactive las turbulencias emocionales que le impiden ser excelente. Identifique sus fortalezas y olvídese de lo que no pudo conseguir. Olvídese de lo que diga la gente, rompa con el miedo a fracasar. El miedo a perder algo atrae que se pierda, hoy es un buen día para declararle la guerra a la mediocridad. Hay cuatro preguntas que podemos utilizar cuando tenemos turbulencias emocionales.
1. ¿Qué puedo aprender de esta crisis?
2. ¿Qué tengo que hacer para cambiar esta crisis?
3. ¿Qué debo mejorar para vencer esta crisis?
4. ¿Quién me puede ayudar a vencer esta crisis?
Esta dinámica le va a producir confianza y esto es tener fe, es creer en uno mismo, es saber que hoy tengo dos opciones; Una es asumir un compromiso con la excelencia, la otra es lamentarse porque no hizo lo que tenía que hacer. El precio del éxito se paga por adelantado y al contado, se paga trabajando. Hoy, aquí, y ahora lo reto a que se comprometa a ser excelente, ¡Usted puede!
El Dr. J. R. Román, es conferenciante Internacional, autor de varios libros entre ellos: Motivando a Nuestra Gente, Somos la Fuerza del Cambio, Los Retos del Líder en el Siglo XX1 y otros. Para más información: www.motivando.com 1-800-393-9038 o 407-294-9038 / escriba a nuestragenteorg@yahoo.com

A quién montas en tu guagua

mayo 5th, 2010

xp3A quien montas en tu guagua…
Dr. J.R. Román
Todos nos movemos en una dirección con una visión y un propósito en la vida. Si hacemos un análisis de nuestra vida tenemos diferentes etapas. Para lograr nuestras metas necesitamos contar con la ayuda de personas que nos apoyen en la conquista de nuestros sueños. A través de la vida usted montas en su guagua (autobús) a miles de personas para poder desarrollar sus proyectos. El reto aquí es saber qué tipo de personas necesitamos en nuestra guagua para que nos ayuden a realizar nuestras metas, pero que a la misma vez estas personas puedan sentirse cómodas, motivadas y comprometida para llegar al final de la travesía .
La experiencia nos dice que muchas veces nos equivocamos y llenamos la guagua con muchas personas que no entienden hacia donde se dirige la guagua, que no se comprometen con el propósito del viaje y lo único que piensan es cuál es el beneficio que recibirán mientras estén montado en la guagua. No están dispuestos a sacrificarse, a aportar y apoyar al chofer de la guagua para llegar a su destino. Revise hoy quien está montado en su guagua y si realmente está en armonía con el propósito, la visión y los valores que usted tiene. Es mejor bajarlos hoy de la guagua y pasar un mal rato corto que tenerlo dentro de la guagua saboteando, criticando y paralizando el proceso del viaje.
Los líderes tienen que entender que hay mucha gente buena en su equipo de trabajo, pero no necesariamente están sentados en el asiento correcto para apoyar el proceso del viaje. Por ejemplo: existen muchas personas en posiciones administrativas que serian mucho más efectivos si se movieran a un asiento que le requiera creatividad, compartir con la gente y servir. Ese pasajero lo va a disfrutar y va a aportar mucho más a sus proyectos porque se siente útil, apreciado y siente que su trabajo es efectivo. Revise hoy si sus pasajeros están sentados en el asiento correcto.
Otro punto que debe evaluar el chofer de la guagua es saber si las personas entienden a donde se dirigen y el grado de flexibilidad que se va a requerir. No necesariamente los expresos estarán disponible para llegar a su destino y tendrán que utilizar caminos vecinales que no le permitirán que vayan a alta velocidad y con mucha posibilidad el viaje sea más largo.
Recuerdo la historia de Cristóbal Colón , cuando salió a buscar una nueva ruta para llegar a la India , pasaron varias semanas, su gente se puso ansiosa y comenzaron a cuestionar ¿ Dónde estaba la tierra que él había prometido? Se agotaba la comida, los recursos y la paciencia. En un momento varios de sus tripulantes decidieron regresar y para esto tenían que matar a Cristóbal Colón. Cuando se le enfrentan a Cristóbal Colón y le cuestionan que él le ha mentido y que van a morir por falta de comida. Uno de los tripulante que estaba de vigía, grito ¡ tierra! ¡Tierra! En ese instante todo el mundo salió a ver la tierra y lo que era fue un pedazo de hierba flotando sobre el mar. Esto evito que mataran a Cristóbal Colón.
Muchas veces los líderes no consiguen los resultados que se esperan, su familia, la junta de directores o sus empleados, comienzan a criticarlos, a murmurar a cuestionar lo que se está haciendo. No entienden que el propósito o la visión que se quiere alcanzar pueden tomar más tiempo de lo que se esperaba. Hoy es un buen día para orientar y exhortar a las personas que están montada en su guagua, que todo tiene su tiempo. Hay metas que se alcanzar antes de tiempo y hay otras que toman mucho más tiempo.
En mi experiencia personal cuando comencé en este trabajo de ofrecer Seminarios y Conferencias, fue en el 1980, establecí la meta que para el año 2000 escribiría un libro de motivación. Para ese año ya tenía 7 libros escrito, traducido al idioma ingles y al portugués. Para eso me monte en la guagua de la casa Editorial Vida, la cual me ayudo y me asesoro para lograr que esta meta la pudiera alcanzar en una forma más rápida y eficiente. Podemos concluir que hay 5 pasos importantes para llevar su guagua al destino que se propone.
1. Establece claramente cuál es la meta, el propósito, la visión que quieres alcanzar.
2. Prepárate, edúcate y reúnete con personas que hayan alcanzado la meta y los sueños que se ha propuesto.
3. Defina que tipo de personas son las que tienes que invitar a montarse en su guagua. Que valoren sus sueños y se comprometan en ayudar alcanzarlos.
4. Revise que las personas estén haciendo la labor que se comprometieron hacer. Verifica si están sentado en el asiento correcto.
5. Llénate de valor y baja de la guagua a todos aquellos que no estén cumpliendo con lo que se comprometieron. Es mejor llevar una guagua con poca gente, que estén comprometidas y decididas a convertir lo invisible en visible, lo difícil en fácil y lo imposible en posible.
Te garantizo que su viaje será mucho más placentero, sus metas se alcanzaran mucho más rápido y la celebración de estas se disfrutaran mucho más. Motívate, tú puedes.
El Dr. J. R. Román, es conferenciante Internacional, autor de varios libros. Para más información: www.motivando.com Escuche radiomotivando.com y disfrute de Telemotivando.com 1-800-393-9038 -407-294-9038 o escriba a nuestragenteorg@yahoo.com

Desarrollemos una fábrica de líderes

marzo 30th, 2010

adiestramientoDesarrollemos una fábrica de líderes
Por : Dr. J.R. Roman

Si fuéramos a establecer una fábrica de líderes cual será la materia prima que necesitamos, cuales serian los ingredientes que se requieren, se sabe que los lideres no nacen, sino se hacen. Como los abogados, los doctores, los atletas, cantantes y maestro tampoco nacen, se hacen. Sabemos que todos nacemos con el potencial para ser líder pero eso no nos garantiza que nos convertiremos en lideres. ¿Cuáles son los ingredientes que se requieren para ser líder?

1. Tener conciencia de quien es uno, saber que uno vino a este mundo a hacer algo por uno y por la humanidad. Para ser alguien en esta vida tenemos que asumir responsabilidad, con nuestra gente porque Dios no dio la vida con un propósito.

2. Establecer un propósito, no podemos hacer un edificio sin un propósito, sin materiales, sin un plano, sin una visión. Hay que descubrir cuál es su propósito en su vida. El propósito es la razón para levantarnos todos los días. Es encontrar la razón el significado de su vida. El líder que tiene un propósito en su vida desarrolla una visión clara que lo hará ser perseverante aun en los momentos y en las adversidades más difíciles.
3. Desarrollar pasión, es el deseo profundo por lograr nuestra meta. Es un compromiso para guiar a otros, porque hay una visión clara de la vida que produce confianza y seguridad. La pasión es la gasolina para mantener los motores encendidos para conseguir su propósito a través de la perseverancia y la persistencia.

4. Modelar integridad, este ingrediente es vital, por que incluye su madurez. Es mantenernos firme frente a las adversidades. El conocernos nos permite reconocer nuestras fuerzas y nuestras debilidades. El no conocernos es mentirnos a nosotros mismo y hacerlo es engañarnos y esto destruye nuestro liderato. El líder efectivo sabe quién es él, genera la materia prima y la calidad de esa materia prima garantiza el desarrollo de un líder de calidad. Por eso es honesto, es maduro, dedicado, y capaz de trabajar con su equipo

5. Producir confianza, la integridad produce confianza que es una materia prima para ser un líder exitoso. Es una cualidad que no se puede comprar o coger prestada hay que ganársela. Nos las da, la experiencia que hemos desarrollado con nuestros compañeros y asociados sin ella no podemos ser líder. La confianza es un producto que lo da el tiempo, los resultados y la integridad.

6. Mantener la credibilidad es vital, es un producto del carácter y la calidad de los resultados que produce el líder produce credibilidad. Hay un mensaje que dice por sus frutos los conoceréis. El líder tiene la responsabilidad de sembrar con sus actos, sus decisiones y los resultados que consiga generaran la confianza y a la misma vez esta produce la credibilidad.

7. Aceptar Retos. El líder tiene que estar dispuesto a retar las tradiciones, experimentar nuevas ideas, a tomar riesgos, a tratar nuevas avenidas para conseguir los resultados que desea, está destinado a ser un líder exitoso. Sabe administrar los riesgos y los miedos que producen los cambios acelerados que tenemos que vivir en estos tiempos. La confianza que tienen en su visión le produce la seguridad para enfrentarse sin temor a lo desconocido. Hay que reconocer que el miedo es paralizante y no saberlo administrar es exponerse a no estar listo para tomar las decisiones que hay que tomar. Esto afectara los resultados deseados y su liderato antes su gente.

8. Fortalecer sus creencias. Para ser líder hay que tener identificadas las creencias que le fortalecen y las que le debilitan. Es importante reconocer cuales son las creencias que hay que cambiar para convertirnos en el líder que aspiramos. Esto nos llevara a fortalecer nuestros valores, la fuerza que nos mueve a convertirnos en un líder exitoso. Recuerde que cuando usted cree que no se puede, tiene razón y cuando piensa que si se puede también tiene razón. Lo único es que los resultados son muy diferentes cuando nos enfocamos en que no se puede y su liderato se ve afectado ante su equipo y sus seguidores.

9. Poder tomar decisiones, Saber hacerlo es un arte que fortalece su liderato. Es importante reconocer que no tomar una decisión es tomar una decisión. El poder medir el impacto que traerá esa decisión al grupo, que ellos entiendan el por qué se tomo esa decisión. El reconocer que las decisiones que tomamos en el pasado son el resultado de hoy y que las decisiones que tomemos hoy serán el resultado de nuestro futuro.

10. Saber administrar las emociones, el poder hacerlo fortalece nuestra inteligencia emocional. El no hacerlo es exponerse a perder la influencia y el respeto de su gente. El saber ser flexible, estar calmado ante la adversidad, el poder convertir esa adversidad en una oportunidad.

El líder de este tiempo, tiene que tener la conciencia que su mayor reto es trabajar con las personas, será conseguir que la personas le sigan voluntariamente, porque él se ha ganado el respeto, el cariño y la admiración de su gente. Este líder tendrá la responsabilidad de levantar el espíritu de su gente, conseguir que sus pensamientos y sus sentimientos se conviertan en acción. Este líder tendrá la habilidad de ayudar a su gente a convertir lo invisible en visible, lo difícil en fácil y lo imposible en posible.

El Dr. J.R. Román, es conferenciante Internacional, es autor varios libros entre ellos: Motivando a Nuestra Gente, Somos la Fuerza del Cambio, Los Retos del Líder en el Siglo XX1 y otros. Ha sido contratado por más de mil compañías en los Estados Unidos, Puerto Rico, México, República Dominicana, Brasil, Argentina, Colombia y Chile por mencionar algunos, para capacitar a más de un millón de personas en temas tan definitivos como aumento de su productividad, mejorar en sus relaciones interpersonales y mejorar su calidad de vida. Para más información: www.motivando.com / 407-294-9038 1-800-393-9038 nuestragenteorg@yahoo.com

Como enfrentar la Procrastinación

febrero 28th, 2010

No dejes para mañana...Como enfrentar la Procrastinación
Por Dr. J. R. Román
No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy… ¿Por qué se nos hace difícil comenzar o terminar un trabajo? Algunas de nuestras tareas son agradables y las realizamos con mucho gusto, otras son pesadas lo cual buscamos la forma de demorarla. ¿Cómo definimos procrastinación? Es un complejo trastorno del comportamiento que a todo el mundo nos afecta en mayor o menor medida. Consiste en postergar de forma sistemática aquellas tareas que debemos hacer, que son importantes para nuestro desarrollo y que son reemplazadas por otras más irrelevantes pero más placenteras de llevar a cabo. Es asumida popularmente como simple “pereza”.
La procrastinación no necesariamente está ligada a la baja autoestima. El perfeccionismo extremo o el miedo al fracaso son factores para procrastinar. No es un síntoma que podemos tratar con medicina, es un patrón indicador de un problema físico, psíquico o combinado de ambos, es una mala actitud. Y ese hábito crea inseguridad, afecta el carácter de la persona y produce desconfianza en la gente que les rodea. La mayoría de las personas dilatan frecuentemente un determinado asunto porque implica una molestia. Si es una situación de nuestro vivir cotidiano, es normal; pero cuando no es así y se suma la condición que se vuelve un comportamiento difícil de cambiar por su rigidez; se constituye en un serio trastorno psicológico, a veces como un síntoma asociado a la depresión. Esto tiene repercusiones tanto internas como externas. La externa va desde el incumplimiento de fechas límites para terminar un trabajo, hasta la pérdida del trabajo y la ruptura de las relaciones interpersonales. La interna, van desde el desanimo, y arrepentimiento, preocupación, estrés, depresión y desesperación.
La solución es tomar acción y decidirse a comenzar con una pequeña parte de la tarea. No se cuestione pensando “¿Cómo puedo finalizar esto?” si no “¿Que paso tengo que realizar para empezar ahora mismo?”

Doce recomendaciones para enfrentar la procrastinación.
1. El primer paso es observar sus patrones de postergación.
2. Reconocer que la procrastinación es la asesina de la motivación.
3. Mantenga una pequeña agenda con todos sus horarios y las tareas. No invierta demasiado tiempo en cosas insignificantes.
4. Haga una evaluación realista del tiempo que le tomara completar cada proyecto.
5. Defina un plan, establezca que quiere, ¿Por qué lo quiere?, ¿Para cuándo lo quiere? y ¿Cómo lo va a lograr?
6. Administre el tiempo en una forma efectiva, establezca lo que es urgente importante y vital. Dele prioridades a las cosas que son vitales.
7. Lleve un archivo de lo que está haciendo, qué le impide lograr las metas y busque ayuda de aquellas personas que saben cómo puede conseguir sus metas.
8. Evalúe diaria, semanal y mensualmente, los avances alcanzados y los retos que impiden que alcance su meta. Buscando un plan “B” cuando el plan “A” no esté funcionando.
9. No rendirse. Manténgase en acción, leyendo, estudiando, escuchando mensajes que lo motiven. Aprenda a vencer la posposición y alcanzara el éxito.
10. Evalué el diálogo que tiene consigo cuando se desenfoca.
11. Si no sabe cómo empezar búsquese a alguien que le ayude.
12. Defina el propósito y metas de su vida, Auto-motívese. Vera como alcanza la recompensa por los trabajos obtenidos y logros alcanzados.

El Dr. J. R. Román, es conferenciante Internacional, autor de varios libros y seminarios. Para más información: 407-294-9038/ 787-977-5000 o escriba nuestragenteorg@yahoo.com

Nuevos tiempos de cambios… tiempos de crecimiento

enero 27th, 2010

empleados Nuevos tiempos de crecimientos
Por J. R. Román
La época que nos ha tocado vivir se caracteriza por notables cambios en la vida humana. Podemos decir que vivimos de sorpresa en sorpresa y la mayoría de las veces no son sorpresas agradables. Cada día que nos levantamos es el comienzo de nuevas oportunidades, también de nuevos retos. No podemos perder la esperanza. Esta es un elemento indispensable para uno poder visualizar tiempos mejores. Hay un adagio que dice que la esperanza es lo único que no debemos perder. Que no importa la circunstancia que estás enfrentando algo bueno viene de camino. Usted tiene la capacidad de sentir en su interior las cosas buenas que vienen.

Los retos , las adversidades , los tiempos difíciles son parte de nuestra vida, el hecho de tener un tiempo difícil no significa que se agotaron todas las oportunidades. Durante mis pasados artículo he hablado de las situaciones que nos enfrentamos, de los retos y adversidades, porque es lo que veo, lo que siento en mi entorno. Hoy es un buen día para comenzar de nuevo. Para ver que nos falta por hacer. Hacer un inventario de las bendiciones que tenemos de nuestras fortalezas y de los logros que hemos alcanzado en nuestra vida. Le invito a que desarrolle un banco de momentos felices, usted en su memoria tiene grabados cientos de momentos donde usted se sintió confiado, motivado, entusiasmado, convencido de que lo mejor de su vida había llegado. Puede ser que haya sido el comienzo de un nuevo negocio, el terminar sus estudios, el lograr un acenso, el recibir un reconocimiento, la llegada de su hijo. La situación es que cuando estamos en momentos retante solo recordamos las situaciones difíciles y olvidamos todo lo buenos que hemos alcanzado. Lo importante es que usted sustituya esos momentos difíciles y comience a visualizar y sentir esos instantes felices donde usted se sentía un ganador. Recuerde el dicho “Dios no da carga pesada a quien no la pueda llevar. Mientras más duro se ponga el camino usted tiene la capacidad para fortalecerse.

Motívate a conquistar tus sueños, para hacerlo tienes que mantenerte en un estado emocional saludable , lleno de firmeza y de convicción de que usted tiene todos los recursos necesarios para entrar a otro nivel de crecimiento. Cuando existe la esperanza, la fe usted se llena de confianza, de convicción de seguridad, esto le lleva a asumir el compromiso necesario para hacer lo que hay que hacer. Para ver lo sobrenatural en vez de lo natural. Sabiendo que sus pensamientos y sentimientos son el control remoto que lo pueden dirigir hacia la autopista del éxito o lo pueden desviar al barranco del fracaso. Levántese hoy, comience ahora a buscar las soluciones de las adversidades que le están oprimiendo.

Usted nació para triunfar, nació para inspirar a otros, para ser un modelo que sirva de guía y de dirección. No sé de por vencido, no pierda la calma. Solo se necesita creer en usted, tener fe en que Dios le va a ayudar a vencer ese obstáculo. Si usted tiene el compromiso absoluto de producir un cambio en sus creencias, en sus valores, en sus actitudes, en sus pensamientos, en sus hábitos no debe de haber la menor duda de que usted está destinado a triunfar. Su buen concepto de sí mismo, su autoestima va a producir la convicción para elevarse, para impulsarse, para empujar, para buscar soluciones a estos obstáculos que se interponen en la consecución de sus metas. Las estrategias que vamos a emplear en este momento con usted tienen una relación directa al éxito o al fracaso que está teniendo la gente. ¿Cómo usted se comunica con usted mismo?, ¿Cuáles son las imágenes que le producen confianza, fe y esperanza? Bajo ninguna circunstancia debe olvidar que usted es quien gobierna su estado emocional y usted ha tomado la decisión hoy de tomar control de sus pensamientos identificando los pensamientos que le enriquecen su vida y eliminando las experiencias que le quitan fuerza. Creyendo que algo bueno va a ocurrir en su salud, en sus finanzas, en su trabajo, en su familia. Nuevos tiempos de crecimiento comienzan hoy.

El Dr. J. R. Román, es conferenciante Internacional, autor de barios libros. Para más información: www.motivando.com 407- 294-9038, 1-800-393-9038 escriba a nuestragenteorg@yahoo.com