Archive for febrero, 2011

Cómo crecer en tiempos dificiles

Lunes, febrero 28th, 2011

Como crecer en tiempos difíciles
Por Dr. J. R. Román

1c0ae2205709722b62e843abc0471a55_L
En estos tiempos donde los cambios acelerados nos producen alta tensión, decepciones y frustraciones, nos preguntamos qué oportunidades podemos tener ante panoramas económicos, políticos y sociales que son altamente retantes. El cambio esta garantizado, en los próximos 15 años habrá más cambios que en los pasado 100 años. Cambios positivos y cambios negativos, pero el cambio de este tiempo es diferente porque tenemos que tocar las fibras éticas, espirituales y morales del pueblo para conseguir una transformación y una sanación en la gente. Para crecer en tiempos difíciles se requieren cinco elementos vitales:
1. El Compromiso- es asumir la responsabilidad con su vida personal, con su familia, con su trabajo, con su comunidad y estar dispuesto a modelar una actitud que sirva de inspiración a los que nos están observando. El compromiso es un pacto. Para producir compromiso hay que tener confianza en lo que estamos haciendo, hay que rodearse de personas que nos fortalezcan y nos enriquezcan nuestro compromiso. Hay que reconocer que el compromiso es una batería que se agota y hay que sacar tiempo para recargarla y ponerlas en condiciones favorables para que cuando lleguen los retos podamos tener la imaginación, la creatividad y la determinación de buscar las soluciones para vencer estos tiempos difíciles.
2. El propósito-¿Por qué estamos haciendo lo que hacemos?, ¿Por qué estamos aquí?, ¿Para qué estamos en este mundo? Las personas que tienen propósitos están motivadas, tienen dirección, conocen sus valores y trabajan arduamente para conquistar sus sueños y sus metas. La gente que no tienen propósito, los conocemos por sus resultados, por sus actitudes, se dan por vencido en el primer obstáculo que se encuentran.
3. La visión– Esta es la fotografía mental hacia donde nos dirigimos. Un país sin visión, no tiene un destino definido. Lo puedo comparar como un bote en alta mar, con sus motores averiados que se deja llevar por la marea y los vientos sin tener un destino definido. Eso crea inseguridad, inestabilidad, frustración, depresión, y falta de confianza. Por lo tanto es un requisito que cada uno de nosotros tenga su visión claramente definida, unida a la visión que tenga el país. Las decisiones que tomamos en los pasados cinco años, son el resultado de hoy y las decisiones que tomemos hoy van hacer los resultados de los próximos cinco años. Una buena definición de locura es hacer lo mismo y esperar resultados diferentes.
4. La perseverancia- Es el hábito de seguir luchando hasta alcanzar las metas y los sueños que nos hemos propuesto. Pero si no tenemos el compromiso, el propósito y la visión claramente definida, la perseverancia se convierte en un recurso inútil; porque la utilizamos para subsistir y salir de las crisis de la vida diaria. La gente perseverante no se rinde, no hablan de problemas, hablan de soluciones, no hablan de adversidades, hablan de nuevas oportunidades y saben que las excusas satisfacen solamente al que las da y debilita el carácter del que las acepta.
5. La acción- La acción es la energía, es la actitud de continuar luchando para vencer estos tiempos difíciles. Las personas de acción tienen un propósito definido y saben en que personas se quieren convertir. Administran sus emociones y reconocen cuáles son las que le dan fuerza y cuáles son las que le debilitan. Tiene un compromiso con su visión, con su familia, con su trabajo con su país y con las decisiones que están tomando para conseguir los resultados deseados. Su mayor fuerza es su creatividad, su capacidad de imaginar posibilidades. Es su fe, de que todo obra para bien.
No es la primera vez que hemos vivido tiempos difíciles, si usted cuenta del 1 al 8 en estos ocho segundo han muerto miles de niños en el mundo por falta de comida, sus padres ganan menos de $2.00 dólares al día, no se preocupan por pagar la hipoteca porque no tienen casa, ni por el precio de la gasolina, por que no tienen auto, ni por el costo del plan medico, por que no existen hospitales, ni por llevar a sus niños a la escuela por que no las hay. ¡Y de que nos estamos quejando! Nuestra Comunidad necesita desconectarse de las cosas insignificantes que nos agotan y enfocarse en las fortalezas que tenemos, en las virtudes, talentos y habilidades de nuestra gente que es nuestra mayor riqueza. Tenemos dos opciones o asumimos responsabilidad por nuestro futuro o esperamos que las crisis definan nuestro destino… !Usted decide!

El Dr. J.R. Román, es conferenciante Internacional, es autor varios libros. Para más información: www.motivando.com jrromanmotivando@gmail.com 407-279-8080