Archive for octubre, 2010

Fortalezca su Autoestima

Miércoles, octubre 27th, 2010

Autoestima

Fortalezca su autoestima
Por Dr. J. R. Román

La autoestima juega un elemento importante en el desarrollo interno de la persona. ¿Pero cómo definimos la autoestima? La podemos definir como la opinión emocional que los individuos tienen de sí mismos, y que sobrepasa en sus causas la racionalización y la lógica de dicho individuo. Para tener éxito en la vida debemos tener una autoestima saludable, ya que esta influye mucho en nuestra personalidad y en nuestra forma de actuar. Una persona que tiene su autoestima saludable, es una persona segura, tiene buena comunicación, se siente satisfecho de la persona que es, se acepta, se valora y tiene buena relaciones con los demás.

La pregunta es: ¿Se nace con la autoestima o se desarrolla según nuestro crecimiento? La autoestima se forma desde los primeros años de vida, la programación de la familia, la aceptación, el reconocimiento y la influencia que los adultos, familiares padres, hermanos y maestros que ejercen en los niños. La forma en que son programados e influenciados desde su niñez afecta positivamente o negativamente el desarrollo de la autoestima. La persona, va creciendo y formando su personalidad dentro del ambiente familiar, que es el principal factor que influye en la formación de la misma, ya que le incorpora a ésta los valores, reglas y costumbres que a veces suelen ser contraproducentes.

Por eso es muy importante estar consiente como usted le habla a su niño. Muchos padres acondicionan a sus hijos con pensamientos negativos y hacen que estos desarrollen una autoestima débil. Cuántos de ustedes recuerdan estas palabras: “Saliste bruto como tu abuelo”, “Tu no llegaras ni a cuarto grado, tu no naciste para estudiar” “Tu no sirves para eso”. Lamentablemente crecemos, llegamos a adultos y seguimos con la misma programación. Si una persona se conoce y está consciente de sus cambios, crea su propia escala de valores, desarrolla sus capacidades, se acepta y se respeta, fortalecerá su autoestima. La autoestima se va fortaleciendo o debilitando a lo largo de la vida a través de los estímulos del medio ambiente, si el individuo siente que es atendido y tomado en cuenta por la familia, amigos y por la sociedad en general terminará apreciándose a sí mismo. Por el contrario si es rechazado, se sentirá deprimido, sin valor. Al no conocerse, comprenderse, ni respetarse, tendrá un concepto pobre de sí mismo y por ende tendrá una baja autoestima. Esta lo pondrá en riesgo de aliarse al consumo de algunos vicios y llevarlo a sufrir de enfermedades psicológicas, la depresión, las neurosis y ciertos rasgos que pueden no llegar a ser patológicos pero crean una serie de insatisfacciones y situaciones de dolor, como por ejemplo, timidez, vergüenza, temores, depresión trastornos psicosomáticos.

Algunas recomendaciones para fortalecer su autoestima

1. Ámese ,si usted no se ama nadie lo amara
2. Conózcase, Al conocer cada una de sus fortalezas, véase como un ser integrado, logrará tener una personalidad fuerte y balanceada.
3. Aliméntese de mensajes y pensamientos positivos , Estos ayudaran a fortalecer su autoestima
4. Acéptese. Admitir y reconocer sus debilidades como parte de sí mismo, como la forma de ser y sentir, ya que solo a través de la aceptación se puede transformar lo que NO es perfecto.
5. Sea una persona segura, usted es único, Trate de hacer lo mejor que usted puede sin compararse con los demás.
6. Enfóquese en los puntos fuertes que usted tenga. Si conoce sus habilidades y talentos, creara su propia escala de valores, desarrollando sus capacidades, esto influye a que su autoestima se fortalezca.
7. Tenga confianza en usted y respétese. Respetarse a sí mismo es atender y satisfacer las propias necesidades y valores, expresar y manejar en forma conveniente los sentimientos y las emociones, sin hacerse daño ni culparse.
8. Analice que actitudes debe de cambiar. Reconozca que actitudes está usted asumiendo que le está afectando negativamente su autoestima.
9. No se critique. Busque y valore todo aquello que le haga sentirse orgulloso de sí mismo.
10. Sea optimista, una actitud de optimismo juega un papel muy importante cuando queremos cambiar nuestros pensamientos negativos y fortalecer nuestra autoestima.
No importa como este nuestra autoestima este fuerte o débil tengamos, lo importante es conocerla y mejorarla. Conocer los recursos personales con que cuenta para desempeñarse en la vida. Hoy es un buen día para aprende, para comenzar a poner las ideas en acción. Hoy es un buen día para hacer un plan para definir qué queremos alcanzar. Es un buen día para enfocarnos en las soluciones y cambiar todo a aquello que no nos permite que nos desarrollemos. Hoy es un buen día para valorarse, respetarse y definir en qué persona se quiere convertir. ¡Hazlo ahora!
JR Roman logo

El Síndrome de la Amargura

Domingo, octubre 10th, 2010

AmarguraEl síndrome de la amargura
DR. J.R. Román
Muchos de nosotros hemos compartido con una persona amargada. La amargura es una forma de depresión donde la persona se enfoca negativamente en el mundo exterior, pensando que ha sido tratado injustamente. Según el diccionario, la palabra amargura significa: Aflicción, sinsabor, disgusto, pesadumbre, melancolía. La amargura es el resultado de un resentimiento. Es el estado airado del corazón y del espíritu de una persona que ha guardado un profundo resentimiento y se ha rehusado a perdonar. Se vive una ofensa, al no perdonar, la ofensa se convierte en Ira o en dolor, y esta se convirtió en odio. Este odio se convirtió en amargura que es aflicción del alma. Nadie puede ser feliz o tener paz si su corazón está lleno de amargura. Cuando eso se da, el resultado es un corazón endurecido.

Los síntomas de las personas amargadas los podemos identificar, porque siempre están criticando, se están quejando, se sienten enojados, son volátiles, ofensivos, su autoestima está baja y les gusta hacer sentir mal a los demás. La amargura, puede transformar el carácter de una persona y su comportamiento reflejara negativismo, dureza, severidad, rencor y odio. ¿Conoce usted gente así?
La amargura se refleja en la persona que carga sobre sus hombros estas características dañinas y es una amenaza no solo para su desarrollo emocional sino para todos aquellos que le rodean, ya que la persona puede ser contaminada por esa persona amargada. Cuando una ofensa, una traición o una desilusión llena el corazón de una persona, puede afectar en forma negativa los sentimientos, pensamientos y acciones, transformándolo en una persona infeliz, resentida, atormentada y frustrada. Esta persona no se da cuenta de los daños que pueda estar causando a los demás, a través de sus palabras, acciones y actitudes. Esto le lleva a desconectarse de la gente y no considerar los sentimientos de los demás.

Algunos de los síntomas de una persona amargada se puede reflejar en su área, física, emocional y espiritual. Síntomas físicos: alta presión arterial, desordenes estomacales, problemas intestinales, insomnio, enfermedades cardiacas. Síntomas emocionales: ansiedad, amargura, depresión, temor, inseguridad, preocupación. Síntomas espirituales: perdida de la visión de la vida, perdida de su propósito, perdida de la fe.

Recuerde que la amargura es la suma de heridas, rechazos, resentimientos, frustraciones, iras y dolor.

Recomendaciones para manejar la amargura:

1. Determine la causa principal de su amargura
2. Perdone y perdónese
3. Entregue a Dios sus deseos de venganza
4. Renuncie a sus derechos de seguir aferrándose a sus heridas pasadas
5. Hable de su enojo con Dios y con un consejero
6. Considere los intereses de otros, hable y actúe con humildad
7. Alinee sus pensamientos con la palabra de Dios

Ten presente que tu amargura procede de tu modo de pensar e interpretar las situaciones. Por tanto, observa tus pensamientos y detecta cuándo están fomentando tu amargura. Luego trata de modificarlos por pensamientos positivos y constructivos. Con este artículo queremos crear conciencia que tenemos, que sanarnos, educarnos, motivarnos e influenciar a otros, para que mejoremos nuestra calidad de vida. Perdonemos y busquemos la oportunidad que nos trae los momento difíciles, porque detrás de cada adversidad puede haber una gran bendición.

El Dr. J. R. Román, es conferenciante Internacional, autor de varios libros y seminarios. Para más información: 407-294-9038 o escriba a: nuestragenteorg@yahoo.com