Archive for noviembre, 2009

Cómo podemos manejar el estrés

Sábado, noviembre 28th, 2009

Cómo podemos manejar el estrés!
Por Dr. J R Román

En el siglo pasado decían que la enfermedad del siglos XX era el estrés pero ya estamos en el siglo XXI y es una de las enfermedades más dañina que continua haciendo estragos, no solamente en la vida de gente adulta si no también en jóvenes y niños. Pero para hablar del estrés hay que definirlo. El estrés consiste en la acumulación de las presiones normales y anormales de la vida diaria, que ponen a prueba la habilidad del individuo para enfrentarlas”. El ser humano ha entrado en un ritmo de actividades que muchas veces lo supera, otras veces olvidamos quiénes somos y tomamos el rol de máquinas en continuo movimiento. El estrés es una parte normal de la vida de toda persona y en bajos niveles es algo bueno, ya que motiva y puede ayudar a las personas a ser más productivas. Sin embargo, el exceso de estrés o una respuesta fuerte al estrés es dañino. Nos estresamos cuando hay que llegar a tiempo al trabajo, tener la cena lista, recoger a los niños de la escuela, llegar a tiempo a la cita médica, cuando hay mucho tráfico, cuando el jefe nos exige demasiado, cuando el dinero no nos da, cuando son más las demandas que el tiempo, etc.

Todos sufrimos un grado de estrés y eso es inevitable y hay que recordar que nuestra salud depende del grado de estrés que padezcamos. Hay estrés que podemos administrar, es decir, que tenemos recursos para poder manejarlo, otras veces nos ahogamos en un vaso de agua, le damos mucho pensamiento. Pensamos en todo lo que tenemos que hacer en tan poco tiempo y esto nos ocasiona estrés. Podríamos hablar de muchas situaciones, sin darnos cuenta que al hablar justo de los problemas que estas situaciones provocan, en lugar de enfocarnos en ellas como retos y oportunidades que la vida nos da para ser mejores y poder desarrollarnos como personas, nosotros mismos nos provocamos un estrés que puede ser dañino para nuestra salud.
El estrés provoca reacciones neuroquímicas y musculares, hay un desgaste extra de energía y por lo tanto el sistema inmunológico baja sus defensas. Se siente agotado, malhumorado, frustrado, deprimido, falta la creatividad, cuando estas estresado nada te sale bien. Peor aun los pensamientos que genera son de pesimismo y destrucción. . Hay personas que le dedican mucho tiempo a preocuparse y pensar todo lo que tiene que hacer y esto le causa fatiga mental. Somos el producto de nuestros pensamientos.

La pregunta sería: ¿Cómo podemos reducir o manejar el estrés?

1. Lleva un diario en el que anotes las actividades y acontecimientos del día. Las que son vitales y las urgentes. De esta manera podrás administrar mejor tú tiempo.
2. Cambia de escenario, piensa en todas las actividades placenteras que se te ocurran y que puedas llevar a cabo fácilmente cada día.
3. Una dieta sana y equilibrada es fundamental para que el cuerpo pueda disponer de todos los nutrientes necesarios para afrontar el estrés.
4. El ejercicio constituye una distracción efectiva de los acontecimientos estresantes. Una caminata corta puede aliviar el estrés.
5. Identifica los acontecimientos que te causan estrés.
6. Expresa tus sentimientos, expresar como nos sentimos nos ayuda a descargar eso que nos está causando estrés.
7. Ríete de la vida, la risa y el sentido del humor alivian la tensión, ayudan a ver las cosas desde otra perspectiva y a tomar distancia de lo sucedido y tiene un efecto fisiológico que ayuda a reducir los niveles de las hormonas del estrés
8. Relájate, La relajación disminuye la presión sanguínea y la frecuencia respiratoria y cardiaca, libera la tensión muscular y alivia el estrés emocional
9. Medita, sacar un momento de día para meditar, orar, leer, escuchar música que nos relaje.
10. Delega, hay muchos eventos que puedes delegarlos.

Recuerda que no es lo que te sucede si no como interpreta lo que te sucede. No trates de cruzar el rio antes de llegar a él. Pregúntate: ¿Qué es lo más malo que me pueda pasar si no logro mi meta? Relájate, respira y se feliz.
Hay un mensaje en que dice: “Cuando no puede alcanzar lo que se propuso, evalué cuales fueron los obstáculos, identifique y busque alternativas de cómo puede superarlo. No pierda la fe, no deje que su voluntad sea socavada por fuerzas adversas, por comentarios negativos, por gente falsa. Sus fuerzas se multiplicarán cuando le des oportunidad Dios de trabajar en su vida.
Desesperarse es perder el control de su imaginación, su creatividad y su entusiasmo. Se nubla su visión y su capacidad de buscar alternativas que permitan conseguir soluciones. Cuando usted se enfada, se disgusta, se enoja, esta delegando el control de sus emociones a la otra persona y pase a ser víctima de ella. Mantenga la calma, recuerde que mientras más grande sea el problema que tenga que enfrentar mayor oportunidad tendrá de utilizar el potencial que Dios le ha dado.

El Dr. J.R. Román, es conferenciante Internacional, Para más información: www.motivando.com / nuestragenteorg@yahoo.com 407-294-9038

El líder que enoja su gente

Martes, noviembre 17th, 2009

El líder que enoja su gente
Por Dr. J. R. Román
Es sorprendente la energía que se malgasta en luchas sin causas y sin propósitos. Conozco muchos líderes que durante los pasados 20 años, se han dedicado a comenzar proyectos y todos estos han finalizado de la misma manera, sin resultados.
Me pregunto porque será que existen tantos buenos lideres que no consiguen los resultados que aspiran. Si hicieran un análisis y ven el esfuerzo, el tiempo, los recursos que han invertido durante estos pasados años en tantos proyectos distintos, sin producir los resultados que desean. Hay una característica en común que tienen estos líderes que se dedican a enojar su gente.

1. Su prioridad son ellos, su ambición por sobre salir y su capacidad para imponer sus ideas sin dar oportunidad a que otros líderes expongan sus ideas y se desarrollen. Lo que sucede es que cuando se encuentra con una persona similar , que piensa en ellos primero, que no le interesa el beneficio del grupo y que su prioridad es sobre salir, es lo que llamamos dos huyes machos en una misma jaula. Uno de los dos tiene que abandonar el barco. Por eso vemos estas personas que no importa en qué grupo se desarrollen, en la iglesia, en los negocios, en la familia, en la política siempre están peleando y criticando lo que otros están tratando de hacer.
2. Otra característica que tienen estas personas es que no tienen una visión a largo plazo, no tienen una meta definida, un destino a donde llegar. Están viviendo una vida agitada , apresurada y concentrada en como ellos pueden satisfacer su ego, como van a recibir el reconocimiento de su grupo y si esto no se logra le produce una satisfacción y un malestar donde tienen que ir a buscar un nuevo grupo por que este ya no le satisface.
3. Tienen un espíritu de critica que no pueden ver las cosas buenas que están haciendo sus compañeros. Si ven a alguien en su grupo que se destaca, por sus talentos, habilidades y logros. Lo ven como una amenaza a su desarrollo personal y a su liderazgo. Se le hace difícil celebrar y aceptar las victorias de sus compañeros y están enfocado en identificar las debilidades y deficiencias de ellos. Y muchas veces pierden grandes talentos y recurso humanos por que estos buscan otras opciones que le acepten, le reconozcan y dejan al líder solo.
4. Otro elemento que causa esto, es la falta de confianza entre el grupo. Que cada uno este defendiéndose, protegiéndose y tratando de ser mejor. Esa competencia impide que se unan las fuerzas para poder trabajar juntos en conquistar las metas donde todos nos beneficiemos y podamos lucir bien. No hay un espíritu de unidad.
5. Otra característica que dividen los grupos son los rumores los chismes y comentarios que sabotean la confianza del liderazgo y la unidad de propósito.
Este tipo de cáncer emocional hace que las personas tengan un espíritu de crítica la energía que se debe de invertir en hacer y lograr lo que hay que hacer, se invierte en crear atmósferas de desconfianza, inseguridad y miedo.

¿A dónde ha llevado estas situaciones de división y enojo a nuestro país, nuestras organizaciones y a nuestro gobierno? A que tengamos unos sinnúmeros de personas resentidas, envidiando los éxitos de sus compañeros, criticando todo esfuerzo que se hace para mejorar y una falta de confianza donde no hay nada bueno y nada está bien. En los pasados 20 años hemos visto como se ha afectado la calidad de servicios públicos, la calidad de la educación, la calidad de la salud, en general la calidad de vida del pueblo. Mientras no sanemos a los líderes y desarrollemos facilitadores para deshacer una cultura, de confianza, de unidad, de estabilidad, de propósitos en común, no vamos a poder tener estabilidad en nuestras organizaciones.

Tengo una recomendación para estos líderes que han trabajado duro, han pagado un precio alto y no han tenido los resultados que aspiraban.
1. Identifique cuáles son sus fortalezas. Dónde quiere invertir sus recursos y su tiempo para conseguir esos resultados que aspira.
2. Haga un inventario de las áreas de su vida que debe de mejorar, como su carácter, comunicación, su confianza, y su propósito
3. Identifique las relaciones que puede sanar. Aquellas personas que tienen buenos recursos, que han sido leal y que pueden integrarse a su equipo.
4. Pida perdón aquellas personas con la que ha tenido problema, esto producirá un sentido de sanación y liberación.
5. Convierta todas estas experiencias negativas, en experiencias de aprendizaje. Pregunte que aprendió de estas situaciones, que está dispuesto hacer para mejorar y no cometer los mismos errores.
Finalmente, reinvéntese, redescubra lo que falta por hacer, reviva las experiencias positivas que ha tenido como líder, e identifique el legado que quiere dejar a las futuras generaciones.

El Dr. J. R. Román, es conferenciante Internacional, Para más información: www.motivando.com 407-294-9038/1-800-393-9038 escriba a nuestragenteorg@yahoo.com

Motivate a cambiar tus actitudes

Sábado, noviembre 14th, 2009

Motivate a cambiar tus actitudes
(más…)

Características de un líder

Martes, noviembre 3rd, 2009

Características de un líder
Por: Dr. J.R. Román
Si fuéramos a establecer una fábrica de líderes, ¿Cuál sería la materia prima que necesitamos?, ¿Cuáles serian los ingredientes que se requieren? Se sabe que los líderes no nacen, sino se hacen. Como los abogados, los doctores, los atletas, cantantes y maestro tampoco nacen, se hacen. Sabemos que todos nacemos con el potencial para ser líder pero eso no nos garantiza que nos convertiremos en líderes. A continuación algunas de las características que se requieren para ser líder.
1. Tener conciencia de quien es uno, saber que uno vino a este mundo a hacer algo por uno y por la humanidad. Para ser alguien en esta vida tenemos que asumir responsabilidad, con nuestra gente porque Dios no dio la vida con un propósito.
2. Establecer un propósito, no podemos hacer un edificio sin un propósito, sin materiales, sin un plano, sin una visión. Hay que descubrir cuál es su propósito en su vida. El propósito es la razón para levantarnos todos los días. Es encontrar la razón el significado de su vida. El líder que tiene un propósito en su vida desarrolla una visión clara que lo hará ser perseverante aun en los momentos y en las adversidades más difíciles.
3. Desarrollar pasión, es el deseo profundo por lograr nuestra meta. Es un compromiso para guiar a otros, porque hay una visión clara de la vida que produce confianza y seguridad. La pasión es la gasolina para mantener los motores encendidos para conseguir su propósito a través de la perseverancia y la persistencia.
4. Modelar integridad, este ingrediente es vital, por que incluye su madurez. Es mantenernos firme frente a las adversidades. El conocernos nos permite reconocer nuestras fuerzas y nuestras debilidades. El no conocernos es mentirnos a nosotros mismo y hacerlo es engañarnos y esto destruye nuestro liderato. El líder efectivo sabe quién es él, genera la materia prima y la calidad de esa materia prima garantiza el desarrollo de un líder de calidad. Por eso es honesto, es maduro, dedicado, y capaz de trabajar con su equipo.
5. Producir confianza, la integridad produce confianza que es una materia prima para ser un líder exitoso. Es una cualidad que no se puede comprar o coger prestada hay que ganársela. Nos las da, la experiencia que hemos desarrollado con nuestros compañeros y asociados sin ella no podemos ser líder. La confianza es un producto que lo da el tiempo, los resultados y la integridad.
6. Mantener la credibilidad es vital, es un producto del carácter y la calidad de los resultados que produce el líder produce credibilidad. Hay un mensaje que dice por sus frutos los conoceréis. El líder tiene la responsabilidad de sembrar con sus actos, sus decisiones y los resultados que consiga generaran la confianza y a la misma vez esta produce la credibilidad.
7. Aceptar retos, El líder tiene que estar dispuesto a retar las tradiciones, experimentar nuevas ideas, a tomar riesgos, a tratar nuevas avenidas para conseguir los resultados que desea, está destinado a ser un líder exitoso. Sabe administrar los riesgos y los miedos que producen los cambios acelerados que tenemos que vivir en estos tiempos. La confianza que tienen en su visión le produce la seguridad para enfrentarse sin temor a lo desconocido. Hay que reconocer que el miedo es paralizante y no saberlo administrar es exponerse a no estar listo para tomar las decisiones que hay que tomar. Esto afectara los resultados deseados y su liderato antes su gente.
8. Fortalecer sus creencias, Para ser líder hay que tener identificadas las creencias que le fortalecen y las que le debilitan. Es importante reconocer cuales son las creencias que hay que cambiar para convertirnos en el líder que aspiramos. Esto nos llevara a fortalecer nuestros valores, la fuerza que nos mueve a convertirnos en un líder exitoso. Recuerde que cuando usted cree que no se puede, tiene razón y cuando piensa que si se puede también tiene razón. Lo único es que los resultados son muy diferentes cuando nos enfocamos en que no se puede y su liderato se ve afectado ante su equipo y sus seguidores.
9. Poder tomar decisiones, Saber hacerlo es un arte que fortalece su liderato. Es importante reconocer que no tomar una decisión es tomar una decisión. El poder medir el impacto que traerá esa decisión al grupo, que ellos entiendan el por qué se tomo esa decisión. El reconocer que las decisiones que tomamos en el pasado son el resultado de hoy y que las decisiones que tomemos hoy serán el resultado de nuestro futuro.
10. Saber administrar las emociones, el poder hacerlo fortalece nuestra inteligencia emocional. El no hacerlo es exponerse a perder la influencia y el respeto de su gente. El saber ser flexible, estar calmado ante la adversidad, el poder convertir esa adversidad en una oportunidad.
Este líder tendrá la responsabilidad de levantar el espíritu de su gente, conseguir que sus pensamientos y sus sentimientos se conviertan en acción. Este líder tendrá la habilidad de ayudar a su gente a convertir lo invisible en visible, lo difícil en fácil y lo imposible en posible.
El Dr. J.R. Román, es conferenciante Internacional Para más información: www.motivando.com 407-294-9038 jrroman@motivando.com